comparte





explora

autores

entrevistas

contacta

e-mail

Twitter

Facebook

 

bandolero

 Autor:
Carlos Giménez
 Editorial:
Ediciones Glénat
 Fecha:
noviembre de 2002
 Formato:
Álbum tapa dura, 64 pgs b/n
 Precio:
11,95 € (inicialmente 10,00 €)

¿DE QUÉ VA? Aventuras históricas / biografía. Bandolero adapta al cómic parte del libro Historia verdadera y real de la vida y hechos notables de Juan Caballero escrita a la memoria por él mismo. Se trata de una autobiografía del bandolero Juan Caballero, quien fue amigo y compadre (en tanto que aprinó uno de los hijos de éste) de Jose María "El tempranillo", el que fuera el máximo exponente del bandolerismo romántico español y que también aparece en el cómic como un personaje más. En el cómic, seguiremos durante un tiempo la vida de un Juan Caballero ya iniciado como bandolero, primero en solitario y más tarde capitaneando una cuadrilla.

SOBRE EL CÓMIC  Publicado por primera vez en 1987, serializado en la revista Totem (Toutain Editor), Bandolero fue uno de los últimos tebeos de aventuras que hizo Carlos Giménez, además de su último trabajo en un dibujo realista estilizado. Un estilo de dibujo en el que, según reconoce el propio autor al referirse a la obra, "sufrí mucho dibujándola", ya que según confiesa, "cada vez tiendo más a dibujar más caricaturizado, más informalmente". La actual edición de Glénat incluye una introducción de Javier Coma y un artículo final del propio Carlos Giménez sobre el bandolerismo español titulado "Los bandoleros románticos" (y que también se puede leer on-line en la web oficial del autor).

UNA FRASE DEL CÓMIC "Me llamo Juan Caballero. Soy Caballero de apellido y caballero de condición."

LA PALABRA DE LA CRÍTICA "[Bandolero presenta] hombres a caballo, cortijos, inserción del dibujo en el paisaje, existencia solitaria en la naturaleza, acciones de bandidaje, persecución por las fuerzas de la ley, y, en definitiva, numerosos factores de época que equiparan la Andalucía del siglo XIX y el antiguo Oeste americano. La visualización requerida por escenario y peripecias ha permitido a Carlos Giménez extremar el sentido del espectáculo en la puesta en escena." -- Javier Coma, en la introducción del cómic

EN PALABRAS DEL AUTOR

 
 
Juan Caballero, en su montura
 
 
Primer plano del protagonista.

"[Juan Bandolero] Fue uno de los pocos bandoleros ilustrados, entendiendo como ilustrado no una gran educación pero si saber leer y escribir. Este hombre tuvo una vida larga, no murió violentamente y fue un bandolero muy importante en su época, incluso tuvo intervenciones que yo no he contado que le hacen estar en la historia de los bandoleros como algo más que un bandolero. Terminó su vida como cazador de bandoleros. El escribió su vida y es apasionante, es la historia de un bandolero contada con toda la sinceridad y la ingenuidad de un hombre que no valora los hechos, igual te cuenta una merienda en el campo que cuando mató a catorce, es una cosa más "que él hizo".

"No quería que quedara la historia del hombre épico, el bandido no es un hombre cojonudo, no, el bandido vivía así obligado por las razones que fuera, y que luego hacía cosas bien y muchas cosas mal, como hace todo el que está en la marginación. Dedicarse a robar y a matar no es nada maravilloso, eres un ladrón y un asesino."

"Es una pena que tantos directores de cine españoles estén tan ciegos, se podían hacer excelentes películas sobre estos temas [sobre los bandoleros españoles]. Cuando pienso que los norteamericanos con cuatro personajes de segunda división, como son Billy el niño o Wild Bill Hitchcock, han creado una mitología descomunal, y pienso que nosotros, que tenemos una lista de personajes geniales... Mira, contado por Juan Caballero, que, como lo contaba él, quiere decir que lo vio, no estaba contado por un historiador, cuenta que cuando la mujer de José María el Tempranillo dio a luz, los Migueletes, la policía de la época, una especie de Guardia Civil, tenían cercada su casa porque sabían que más tarde o mas temprano iría a ver a su hijo. Y efectivamente, cuando llegó le dijeron "Te tenemos cercado, ríndete, porque no puedes salir de aquí", y entonces cuenta Juan Caballero que José María el Tempranillo salió de la casa cuando empezaron a disparar, montado a caballo, al galope, con el niño recién nacido metido en la faja, su mujer herida o muerta, cruzada en el caballo, las riendas en la boca y un trabuco en cada mano, pasando por encima de los Migueletes disparando un solo tiro a cada lado porque el trabuco nada más que disparaba un solo tiro. Y se escapó. Imagínate el cartel de la película."

"La parte de documentación me absorbió mucho pero encontré muy poca, no soy muy bueno buscando documentación y seguro que había mucha. Me fui a una sierra de bandoleros, cerca de Aguilar de la Frontera, a hacer fotos y busqué la suficiente información como para poder dibujar a aquellos bandoleros tal como eran."

(Declaraciones de Carlos Giménez tomadas de U, el hijo de Urich #9)

LA FIGURA DEL BANDOLERO ESPAÑOL

 
  Un joven Sancho Gracia caracterizado como Curro Jiménez

La figura del bandolero forma parte de la memoria popular española, y en gran parte es conocida ampliamente gracias a la popular serie de TV Curro Jiménez que comenzó a emitir TVE en 1976 y cuyos 40 episodios fueron luego objeto de varias reposiciones. En un momento en que la televisión pública era la única que habia en España, la serie lanzó a la fama al actor Sancho Gracia, que interpretaba a Curro Jiménez, un bandolero andaluz (que también existió en la realidad) que vivía aventuras con su cuadrilla y especialmente sus inseparable compañeros, "El algarrobo" y "El estudiante" y que encarnaba el ideal del bandolero romántico y de buen corazón. Tal fue la popularidad de la serie que en 1994 se intentó recuperar artificialmente, realizando una nueva serie de 13 episodios titulada "Curro Jiménez, el regreso de una leyenda", experimento que se saldó con un notable fracaso de audiencia.
     Para saber más sobre sobre el bandolerismo y bandoleres notables se puede conslutar el texto que el propio Carlos Giménez incluye al final de Bandolero. Para más información se pueden consultar las abundantes páginas web dedicadas al tema. Por ejemplo, en la página web de El museo del Bandolero (Museo existente desde 1997 en Ronda) o el muy recomendable sitio web páginas del bandolerismo español (donde hay un interesante y muy extenso artículo sobre Juan Caballero y Jose María "El Tempranillo" y la relación de ambos). Especialmente abundante es la información sobre "El Tempranillo", el más conocido de los bandoleros andaluces, del que también se puede encontrar información en las páginas "La ruta del Tempranillo" o en este completo dossier sobre su figura.

JUAN CABALLERO: UN BANDOLERO REAL

Extracto de la introducción de Bandolero, por Javier Coma: "[Bandolero es] una adaptación de la autobiografía de un célebre bandolero del siglo XIX, Juan Caballero, padrino de uno de los hijos de José María "el Tempranillo". El libro, titulado Historia verdadera y real de la vida y hechos notables de Juan Caballero, escrita a la memoria por él mismo, disfrutó de una edición crítica, prologada y anotada por el miembro de la Real Academia de la Historia Jose María de Mena. Carlos Giménez ha trabajado sobre esta edición y ha emprendido el relato de las aventuras de Juan Caballero a partir de la segunda parte de las cuatro del libro, con recursos ocasionales a los episodios narrados en las páginas anteriores. La autobiografía de ]uan Caballero atrajo la atención y el interés de Carlos Giménez en razón a su riqueza de hechos y a su carácter escasamente heroico y más bien realista, Parece que Juan Caballero fue un personaje altamente singular. Sabía leer y escribir, y tenía a gala que su apellido pudiera adjetivar su comportamiento. Ante la posibilidad de ser indultado, renunció, a menos que la medida de gracia favoreciera también a los otros bandoleros de la zona. El logro de este objetivo motivaría que la prensa de la época hablara, con vehemente sensacionalismo, de que el rey se había doblegado ante el bandolero. En cualquier caso, hubo una reinserción social hasta el punto de que Juan Caballero deviniera simultáneamente nombrado Comandante del Escuadrón Franco de Policía y Seguridad de Andalucía; en este organismo, destinado a finalizar, por medios persuasivos y, si no, traumáticos, con el bandolerismo andaluz, figuró también "el Tempranillo" y halló la muerte en el curso de las correspondientes actividades. Juan Caballero, por el contrario, murió de viejo y pudo antes escribir la comentada autobiografía."
    Como curiosidad, comentar que el libro original en que se basa Carlos Giménez todavía se puede localizar en alguna biblioteca (por ejemplo, en la Biblioteca de Humanidades de la Universidad Autónoma de Barcelona). Para los que quieran probar suerte, decir que el libro lo editó Turner (Madrid) en 1977.

LUIS CANDELAS, OTRO BANDOLERO EN CÓMIC

Luis Candelas fue otro bandolero "ilustre" (tenía estudios, sabia leer y escribir y era aficionado a lectura) que actuó en el Madrid en el primer tercio del siglo XIX y que también arrastra una reputación de bandolero romántico (Ver más información sobre Luis Candelas). La vida de Luis Candelas fue objeto de una adaptación al cómic por parte del guionista Felipe Hernández Cava y el dibujante Pedro Arjona (bajo la firma conjunta de de El Cubrí). Aunque de grafismo más experimental y vanguardista (seña de identidad, por otro parte, de la revista Madriz, donde se publicó originalmente serializado en 1984), no es una lectura tan accesible estéticamente como el Bandolero de Carlos Giménez, pero puede que llame la atención a los interesados en el tema del bandolerismo. Luis Candelas fue reeditado el 2001 en forma de álbum (tapa blanda, 48 pgs, 9,62 €) por Edicions de Ponent (leer reseña del cómic).

ENLACES Páginas uno, dos y tres de Bandolero en la web oficial de Carlos Giménez. Bandolero en la web oficial del autor.

Textos y recopilación: Jose A. Serrano.Documento creado en diciembre de 2002. Scan de portada: SD Distribuciones.